En Vivo >>

Tres tipos de orgasmos y cómo alcanzarlos

 

 

 

1.- Clítoris: la llave del éxito

Esta es la parte sexual más conocida en la mujer y es el orgasmo más fácil de alcanzar debido a que es un órgano de fácil acceso y puede ser acariciado sin muchas dificultades. Las mujeres adoran ser estimuladas en esa región y los hombres ya saben que ahí es el camino cuando quieren enloquecer a su pareja.

Se dice que la masturbación aquí es la gran arma. Incluso con una pareja no tan experimentada, como mujer seguro que sabés guiar a tu pareja. Lo más probable es que ya conozcás esta zona de tu cuerpo y puedas guiar a tu acompañante durante la relación.

 

 

2.- El orgasmo vaginal

Así como es uno de los más conocidos y el único por algunas parejas con tabú, también es uno de los tipos de orgasmos más difíciles de alcanzar. Pues, a veces, la simple penetración no causa el estímulo en el famoso punto G.

Para conseguir este orgasmo es preciso empeño y concentración. A pesar de su complejidad te recomendamos no dejarlo de lado ya que puede ser extremadamente satisfactorio.

Para lograrlo, una buena comunicación es importante. Ya que existen diferentes posiciones que pueden lograr estimular esa parte: de pie, de rodillas, sentados, desde atrás, de lado… Hasta que encuentren la posición perfecta donde se sienta el placer.

 

En algunos casos, las mujeres relatan que llegan a este tipo de orgasmo cuando están encima que pueden controlar el movimiento o debajo donde la pareja consiga alcanzar el cuello del útero.

 

3.- El orgasmo mixto

Uno de los orgasmos femeninos más intensos que ocurre cuando se logra combinar el placer vaginal con el del clítoris por lo que también es conocido como un orgasmo total. Aquí la mujer siente su cuerpo completamente estremecido y sensible a las sensaciones.

Son muchas las mujeres que no saben que además del nombrado punto G, el clítoris tiene ramificaciones alrededor de la vulva y dentro de la vagina, por lo que se pueden estimular ambos al mismo tiempo.

Este puede ser conseguido cuando se estimulan las dos zonas simultáneamente. Y como no se obtiene de buenas a primeras puede ser necesario un análisis básico del cuerpo. Como mujer te recomendamos que nunca dejés de ayudar. Prueben posiciones en las que vos estés arriba y alterna distintos tipos de movimientos hasta encontrar el perfecto.

Fuente: Mejorconsalud

acerca del autor

Noticia Anterior Consejos para satisfacer a una mujer en la cama

comentarios