En Vivo >>

Cinco cosas que nunca debés tolerar en tu relación de pareja

 

 

 

1. Control

Cuando aceptás tener una relación deseás compartir tu vida con esa persona, pero no aceptás que esta se apodere por completo de vos.

Si permitís que te diga qué hacer o no, cómo vestir o con qué amistades compartir, es probable que, con el tiempo, piense que tiene todo el control sobre tus decisiones.

Continuar con este tipo de relación puede destruir tu autoestima y la libertad que tienes para desarrollar tu propia personalidad.

 

2. Agresividad

¡Ojo! Sea hombre o mujer, los comportamientos agresivos, físicos o emocionales, se deben rechazar por completo sin importar las circunstancias en que se presenten.

Los ataques verbales, los empujones y, en el peor de los casos, los golpes, son motivos suficientes para decidir que esa persona no debe estar en tu vida.

Si alguien ataca tu integridad porque no le agradan algunas cosas de tu vida, o porque cree que así solucionará los problemas, las cosas pueden tornarse peores.

Estas parejas son bastante manipuladoras y, dado que conocen tus debilidades, buscarán el modo de convencerte de que continués a su lado.

 

3.     Falta de confianza

Una de las principales virtudes de toda relación de pareja es la confianza.

 

Este ingrediente permite que ambos se sientan seguros de la persona que tienen al lado y, aunque no siempre puedan estar juntos, les hará saber que se tienen el uno al otro.

La falta de esta cualidad, ya sea en ambos o solo en uno, conducirá a celos asfixiantes y continuas discusiones.

 

4. Chantaje emocional

Las personas que tienden a manipular a sus parejas suelen analizar a fondo sus emociones para, más tarde, chantajearlas a través de estas.

Por lo general, buscan construir un concepto de amor tóxico, en el cual todas sus acciones y comportamientos son válidos porque “te ama”.

Es muy importante demostrar fortaleza ante sus chantajes, ya que cualquier muestra de debilidad le permitirá sentir que tiene el control.

 

5.     Burlas sobre el físico

Todos tenemos defectos físicos que, de alguna manera, nos pueden hacer sentir acomplejados e inseguros tanto en las relaciones de pareja como en el entorno social.

Sin embargo, cuando compartimos nuestra vida con alguien, buscamos que nos ayude a hacer mínimo eso que no nos gusta, a la vez que fomenta nuestra autoestima y autoconfianza.

Si una pareja se burla de tu cuerpo, te presiona por tu peso o busca destruirte recalcando tus defectos, déjala.

No estás en la obligación de cumplir con estereotipos de belleza, mucho menos para complacer a otro.

Fuente: Mejorconsalud

acerca del autor

Noticia Anterior Señales de que debés tomar agua inmediatamente
Noticia Siguiente Combatí la celulitis de las piernas y glúteos con estos ejercicios

comentarios